sábado, 20 de septiembre de 2014

Entrevista do diário Marca na íntegra a Óliver Torres

Óliver (19) posa para MARCA en Oporto, el equipo en el que juega cedido esta campaña por el Atlético. FOTO: David Ruiz
Pregunta. - De joya de la corona rojiblanca y estrella en ciernes, a marcharse cedido por dos veces en lo que va de 2014. ¿Se ha torcido algún renglón en ese camino que parecía ya trillado?
R. Creo que la realidad no era la que contaban los medios de comunicación. Me faltaba mucho por aprender y creo que se juntó todo, porque el mejor Atlético de la historia apareció en medio de mi aprendizaje, así que entiendo perfectamente que no tuviera los minutos que necesitaba. Quizás yo tampoco estaba para el nivel que se requería en ese momento. De todos modos, muy contento de haber podido estar en el Villarreal y de encontrarme en un histórico como es el Oporto.
"Entiendo que no tuviera los minutos que necesitaba en el Atlético"
P. ¿Por qué el Oporto?
R. Cuando te nombran a un club como este se te abre el corazón,
se te abren los ojos y también la ilusión. Más aún si cabe cuando Julen Lopetegui, que ha sido mi entrenador en las categorías inferiores de la selección durante unos cuantos años, vino para acá. Gracias a él estoy aquí, pero sobre todo gracias a él puedo estar jugando a nivel profesional. Desde el primer momento el míster me transmitió su confianza, y yo no puedo hacer otra cosa que devolvérsela. Y espero poder hacerlo trabajando duro y jugando bien.
P. Cuando se sale a otro club para jugar más se tiende a buscar un lugar con menos presión. En su caso, sin embargo, ha venido a una escuadra en la que la obligación de ganar es mayor aún.
R. Sí, es cierto. Y se percibe de inmediato porque en Portugal se vive también mucho el fútbol, y de manera muy intensa. Todos los adeptos tienen muchísima ilusión, viven a muerte cada partido. Tenía opciones para salir a equipos con menos presión, pero creo que el Oporto me va a venir muy bien para todo: para aprender, para crecer y, sobre todo, para intentar ayudar al club en sus objetivos.
"Estoy poniendo piedras para algún día poder hacer un castillo"
P. El caso es que ha sido llegar y jugarlo todo hasta la lesión. ¿Se esperaba llevar tantos minutos en las piernas a estas alturas?
R. La verdad es que no. Cuando llegué aquí, el día 3 de julio, me plantee que mi vida futbolística iba a cambiar. Que iba a ir de entrenamiento en entrenamiento, que me iba a centrar solo en mejorar, que no iba a tener presión. Y, bueno, en eso estoy, trabajando cada día para cuando me requiera el míster estar apto, aunque sé que hay mucha competencia. Somos muchos, pero la temporada es larga, y los veintimuchos que estamos vamos a contar.
"El listón del Atlético está alto, pero los límites no los conocemos"
P. Habrá dejado el Atlético, pero por lo que cuenta esa filosofía del 'entreno a entreno' y 'partido a partido' la tiene grabada en su cabeza.
R. Sí, bueno (risas). Yo creo que todos deberíamos marcarnos eso. No se pueden hacer grandes cosas sin hacer antes bien las pequeñas. Y en eso estoy yo ahora: poniendo pequeñas piedras para, algún día, poder hacer un castillo.
P. Este Oporto es una escuadra muy joven y con un fútbol de mucho toque, muy parecido al de las inferiores de la selección. ¿Esa combinación hace que se sienta más cómodo aquí?
R. Sí. Obviamente, Lopetegui ha implantado aquí su filosofía de juego y a futbolistas con mis características nos viene mucho mejor. Creo que toda la plantilla que tenemos se adapta perfectamente a ese criterio, y por eso hemos empezado tan bien.
P. ¿Qué tiene Julen que no tenga El Cholo y viceversa?
R. Creo que son entrenadores muy parecidos. Los dos buscan lo mismo, que en definitiva es lo que quieren todos: ganar. La diferencia se encuentra en el estilo. El de El Cholo es más de esperar y matar, lo que no significa que sea defensivo; y el de Julen es tratar de matar al rival a partir de tener más la pelota.
P. A nivel personal, ¿se siente más respaldado por este cuerpo técnico que por el del Atlético?
R. No. El del Atlético siempre apostó por mí. De hecho, fue el que me subió a la élite, por así decirlo. Pero como decía antes, con Julen vengo trabajando desde la sub 18. Me conoce bien y, gracias a él, hoy puedo estar en el Oporto y disfrutando de minutos a nivel profesional.
P. Para un pelotero como usted, ¿es más fácil jugar en Portugal?
R. Me habían dicho que era una Liga poco competitiva, pero lo que estoy viendo es a equipos bien puestos, que cuando juegan contra el Oporto se crecen, se cierran mucho... No es fácil, pero eso no quita para que sea un torneo bonito de disputar.
"Lopetegui y Simeone buscan lo mismo, que no es otra cosa que ganar"
P. ¿Le ilusiona ese cruce en la Champions con el Athletic y poder visitar el nuevo San Mamés?
R. Mucho. Me habría hecho ilusión cualquiera de los cuatro, pero por temas del bombo solo era factible con el Athletic. ¡Y cayó! Es un gran equipo, como demostró frente al Nápoles. No va a ser fácil. Solo espero que podamos hacer una buena fase de grupos y, si pasamos a octavos los dos, pues fenomenal.
P. Volviendo al Atlético: imagino que se llevaría un alegrón con el título de la Supercopa. ¿Un poquito de envidia sana, tal vez...?
R. No, para nada. Una grandísima alegría por todos ellos, por Saúl que jugó de titular, y por la afición, que es la mejor. Contar con una hinchada como la del Atlético es de valorar mucho.
P. ¿Cómo ve al equipo esta temporada? ¿Le gustan los refuerzos que han llegado?
R. Yo creo que cambias piezas de un ajedrez, pero la función sigue siendo la misma. Estoy seguro de que cuando se adapten plenamente los que han llegado, podrán suplir a los que se fueron. Mientras mantengan el estilo y la suerte esté de cara harán una gran temporada.
"El Oporto me va a venir muy bien para aprender y para crecer"
P. ¿Se puede soñar con otro año mágico?
R. El listón está muy alto, desde luego. Pero los límites no los conocemos ni tú, ni yo.
P. ¿Sigue soñando con triunfar en el Calderón?
R. Puede sonar a anécdota, pero en su día dije que tenía que hacer historia con el Atlético, salí y metí el gol más rápido de su historia. Así que ya me puedo morir tranquilo (risas).
P. Por cierto, qué ha pasado con sus estudios de periodismo. ¿Aparcados?
R. Para nada. Voy a seguir con ellos, pero a distancia. He encontrado una universidad en Murcia que me permite hacerlo, así que vamos a ver cómo nos apañamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Arquívo